DIME CON QUIÉN ANDAS..Y TE DIRÉ EN QUIÉN TE CONVERTIRÁS - Inspira
16274
post-template-default,single,single-post,postid-16274,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

DIME CON QUIÉN ANDAS..Y TE DIRÉ EN QUIÉN TE CONVERTIRÁS

La amistad es un antidepresivo sin efectos secundarios. Soy Psicóloga y en mis años de experiencia he podido ver la forma en la que los lazos de amistad se convierten en un factor de protección tan relevante. Alguna vez lo dijo mi abuela: Las amigas son mi mejor antiarrugas.! ¡Y es verdad!.

Muchas veces criticamos esa bendita costumbre de nuestras abuelas de hacer relaciones en la fila del banco, en el supermercado, en el avión o en el consultorio médico…pero, que diferente sería el mundo si como ellas, dejáramos de lado tanta prevención y nos atreviéramos a cultivar relaciones incluso con extraños.

No digo que todos sean tus amigos, digo que el inicio de una amistad es salir de nuestra burbuja y abrir nuestro corazón para que esas personas especiales se conviertan en acompañantes de nuestra vida. No puedes crecer sin amigas. Es así de sencillo. Puedes ser muy exitosa en tu trabajo, tener dinero, estudios, pero, ¿Con quién compartir todo ello? ¿Con quien llevar las cargas cuando te pesan a ti sola? Para mí, las amigas son una forma de ver tangiblemente el amor de Dios. No siempre fue así, huía de las amistades muy profundas porque no quería ser decepcionada. No quería invertir tiempo en ello. No quería que conocieran mi lado vulnerable. Estaba muy ocupada.

Pero, llegaron los momentos complejos y muchas de estas amigas vinieron a mi encuentro y aún lo siguen haciendo. Dios desea que tengamos vinculo, que seamos fraternales y la amistad es la mejor forma de vivir el amor de Dios con personas que no comparten nuestros lazos de sangre porque los lazos del alma suelen ser más fuertes. Esta bien tener amigas para pasar un buen rato, pero esta mejor tener amigas para limpiarnos las lágrimas, expresar nuestras frustraciones y apoyarnos con oración cuando lo necesitamos.

Si por alguna razón has creído que la amistad es un accesorio en la vida, o que sola has podido arreglártelas te diré algo: Algún día te agotarás de ser extremadamente fuerte y necesitarás alguien que te abrace, te escuche y te comprenda. Si estas aquí viva, esa amiga o amigas pueden estar cerca de ti, pero aún no las has visto. Te dejo en este blog 4 formas de cultivar amistades saludables para tu vida.

  1. Ora al señor: Este debe ser un motivo de oración para ti. Pide a Dios que coloque estas personas en tu vida, y si ya están que puedas identificarlas y acercarte sin temor.

 

  1. Se una buena amiga: La mejor manera de tener buenas amigas es serlo. Retoma el hábito de llamar, dejar un mensaje o salir a tomar un café.

 

  1. Hazte esta pregunta: ¿Dónde quiero estar en 5 años? Te conviertes en lo que lees y en el tipo de personas con las que estableces vínculos. ¿Tus amistades te hacen ser mejor? Es una forma de comprender con quienes debes invertir tiempo y energía para construir vínculos más profundos. Recuerda que cuando de trata de amistad es mejor profundidad que cantidad.

 

  1. Ponle intención. Tus amistades son muy importantes para dejarlas al azar de la vida. Debes ser intencional con ellas. Por eso necesitas conocer otras personas, integrarte a un grupo pequeño en tu iglesia o comunidad local y proponerte acercarte a otras personas intencionalmente.
No hay comentarios

Post A Comment

+ 19 = 20